Fuel Intelligence: pasos hacia una flota más sustentable

¿Cuántos kilómetros estamos recorriendo, y cuánto combustible estamos utilizando para ello? ¿Cuánto CO2 equivalente estamos emitiendo? ¿Estamos dentro de los parámetros normales? ¿Qué segmento de mi flota está siendo más o menos eficiente?.

Figura 1. Medición de la eficiencia en flotas.

¿Estamos utilizando los vehículos adecuados para nuestra operación, o nuestra flota se encuentra sobredimensionada? ¿Cómo podemos seleccionar los vehículos que minimicen nuestro consumo y emisiones? Dada nuestra flota y nuestros drivers, ¿cómo podemos mejorar nuestros hábitos de conducción para lograr minimizar el consumo y las emisiones, al mismo tiempo que reduciendo la siniestralidad vial y los gastos de mantenimiento?.

Estas son algunas de las preguntas que el Fuel Intelligence intenta responder. En pocas palabras, tomamos datos de transacciones de combustible y de las métricas de manejo que cada driver genera, accionamos sobre estos datos de manera inteligente, proactiva y amigable, y logramos así minimizar el consumo de combustible y la huella de carbono.

Figura 2. Fuel intelligence: diagrama de flujo.

Muchas de estas preguntas están tomando gran relevancia debido a la cada vez más alta prioridad que tienen los objetivos de sustentabilidad a nivel mundial.

Business case

Veamos un caso real de una flota de +200 vehículos, en donde nos integramos a los datos de transacciones de combustible, pudiendo calcular huella de carbono durante el año 2020 (sin Woocar), y 2021 (con Woocar). En el 2019, el cliente había medido su huella de carbono en todas sus plantas operativas y en la flota de vehículos, y se había dado cuenta que la flota de vehículos era la 2da fuente de mayores emisiones de gases de efecto invernadero, lo cual fue sorpresivo y llevó a tomar acciones de mejora para minimizar la huella de carbono de la flota de vehículos con Woocar. Hablaremos de consumo de combustible y huella de carbono indistintamente, ya que son directamente proporcionales.

Figura 2. Consumo de combustible en 2020 vs. 2021.
Figura 3. Evolución y tendencia del consumo de combustible desde 2020 hasta 2021.

Podemos observar que en cada trimestre del 2021 se logró disminuir el consumo del año pasado, y además la tendencia es a la baja, equivalente a un 3% de reducción trimestre a trimestre en el 2021 (es decir, un 13% compuesto de reducción anual).

Metodología

Esto se logra por un lado, por el efecto que logra la implementación de un programa del estilo a nivel corporativo en cualquier empresa: al saber que se está midiendo y corrigiendo de la huella de carbono, tendemos a corregir varias conductas por nosotros mismos, y también se reducen los casos de fraude, por ejemplo, con tarjetas corporativas. Pero por otro lado, trabajamos con coaching y ciencias del comportamiento, con comunicaciones como las que vemos debajo:

Figura 4. Ejemplos de reporting a drivers.

Si bien de por sí la app WooCar tiene mensajes motivadores o “nudges” propios hacia el driver en función de los scores que mide, complementarlos con la huella de carbono real en reportes como el anterior aporta una unidad de medida más intuitiva.

Luego, la cantidad de información valiosa que se puede generar es numerosa. Podemos calcular las toneladas de CO2 equivalente emitidas de la flota, identificar segmentos más o menos eficientes (tanto de drivers como de vehículos), selección de vehículos para la renovación de la flota, detección de fraude. Pero para todo ello es fundamental contar con el dato.

Conclusiones.

  • La huella de carbono en flotas está tomando gran relevancia debido a la cada vez más alta prioridad que tienen los objetivos de sustentabilidad a nivel mundial.
  • Gracias a la tecnología, acceder a los datos de métricas de manejo y gastos en combustible de manera digital resulta sumamente sencillo.
  • Fuel Intelligence es una herramienta que, a partir de transacciones de combustible y métricas de manejo, permite minimizar el consumo de combustible y la huella de carbono.

¿Por qué Woocar?

En 2014 tuve un accidente vial que casi me cuesta la vida, en el que un camión dobló intempestivamente en una avenida, cruzando la doble línea amarilla y entrando a contramano en un mercado central de frutos. Hoy por suerte puedo contarlo, salvé mi pierna luego de una intervención rápida por parte de un equipo increíble. Si bien al principio se trató de pérdidas materiales, como mi moto, también padecí un quiebre en mi carrera ya que los 3 meses de licencia y la vuelta al trabajo para retomar la gran cantidad de proyectos que estaba manejando, hicieron mella en mi productividad. Esto es algo que no suele tomarse en cuenta cuando pasan estas cosas. Por eso digo en primera persona que conozco la repercusión de los siniestros viales empezando por la vida, donde quedan involucradas familias enteras, tienen costos que no deben ser pasados por alto, costos medibles y costos ocultos, emocionales y de productividad personal y profesional.

Llegué a Woocar luego de trabajar en distintas empresas relacionadas a la logística y producción pasando por industrias automotrices, y cervecera donde también tuve un emprendimiento propio. (Pensándolo ahora, ¿cuántas latas de cerveza se hubiesen salvado por evitar maniobras bruscas? Recuerdo ver pallets consolidados dentro de los camiones con producto estropeado!.) Uno de los primeros aprendizajes fué que lo que me pasó en 2014 no fue un accidente, sino un siniestro vial.

Siempre fui fanático del diseño por eso estudié Diseño industrial, y volqué esa experiencia en el desarrollo de vehículos eléctricos como proyecto personal  desde el año 2009. Motivado a trabajar en proyectos vinculados a la generación de cambio. En el caso de Woocar, pude unificar logística, movilidad y sustentabilidad pero también la posibilidad de generar un cambio en el ecosistema social a través de la ayuda de la tecnología, lo que me desafía a estar en constante aprendizaje.

Es un honor poder  trabajar con un gran  equipo donde compartimos esta misión de terminar con los siniestros viales producto de factores humanos, transformando hábitos y malas costumbres al volante, valiéndonos del big data, las ciencias del comportamiento y  telemetría para, de forma muy sencilla visualizar, medir y mejorar estos comportamientos. ¡Agradeciendo también a las empresas que día a día se van sumando a esta gran iniciativa!

Estoy convencido que abordando esta problemática de la seguridad vial y la movilidad sustentable desde el origen, mejorando  la empatía y la responsabilidad en las personas, es el camino para fortalecer nuestros vínculos como sociedad  y desde allí las bases para un crecimiento sólido en todos los planos.

Mi nombre es Alejandro Moy y voy a ayudarte a lograr siniestralidad vial cero y superar los objetivos de descarbonización de tu flota.

Real World Drive Cycles, EV fleets and Smart Cities

Legislative Drive Cycles came to public and mass media light some years ago with the diesel scandal and some manufacturers making all kind of workarounds in order to achieve a “good score” during the laboratory tests (performed over the NEDC, New European Drive Cycle). What do this test aim at? Establish a benchmark for fuel consumption, CO2 emissions, ppm / km among others. The fact that manufacturers use the legislative drive cycles to score better than the competition regardless of what this means in the real world driving, and fuel consumption / CO2 emissions, is not new, and there has been lot of research from academics around the world on that matter since legislative Drive Cycles have been introduced, just to name an example: Drive Cycle Beating – An Analysis of the Boundaries During Vehicle Testing.

After the NEDC came the actual Worldwide Harmonised Light Vehicles Test Procedure (WLTP, WLTC). And even though it is an improvement over the NEDC, the research shows it is still far away from actual driving in different conditions and different cities, not to mention different drivers and climate conditions.

With the use of Big Data from smartphones we can now elaborate the Real World Drive Cycles for a certain population of interest (let’s call it a fleet), over a certain period of time and weather conditions. The importance of making this efforts is tremendous in the aim of electrifying fleet vehicles, both private and from the public transportation arena. The reason is quite simple, and it is Autonomy (the distance that can be traveled with a certain driving style and exogenous conditions, and range anxiety) and the cost of producing batteries capable of storing enough kWh in EV vehicles. To simplify, let’s say you can pay 100 usd / kWh in your battery. Whether the vehicles for your fleet will need 50 or 100 kWh, or somewhere in between, will make a significant difference in vehicle manufacturing costs and therefore acquisition costs and economical feasibility to electrify the fleet of, for example, electric buses in a city or a private last mile logistic fleet.

We have the opportunity to design and dimension the battery storage capacity for each operation of any fleet, just by leveraging on the big data of speed profiles, climate, road conditions, and then introducing this data as the key input in the commercial or custom designed powertrain modelling tools.

At Woocar we are convinced that all governments and private fleets need to start collecting speed data at high frequency in order to build their own Real World Drive Cycles and start dimensioning their future EV fleets.

Write to us to know more about the works we’ve done for EV manufacturers / designers and public transportation fleets. We will be pleased to share our experience and knowledge in the continuous search for a more sustainable and clean transportation ecosystem around the world.

Tesla se suma al Challenge de Conducción Segura

Hace algunas semanas Tesla lanzó un Challenge por ahora en modo Beta, para medir la Seguridad en la conducción de los Tesla Drivers [humanos]. Tremenda noticia, no solo para el ecosistema de telemática, en donde venimos realizando estos challenges y gamifications hace ya unos años, pero también para la propia comunidad de Tesla que es enorme y puede ayudar a una transición más rápida hacia la conducción de vehículos autónoma. ¿por qué?

Porque si nosotros, las personas, podemos conducir de una manera más ordenada, previsible y racional, entonces le vamos a dar la posibilidad a las máquinas (software y hardware para conducción autónoma), de tener que “aprender” menos de nuestros errores, y más de nuestros aciertos. El futuro de los vehículos es eléctrico (nota del autor: también pueden ser otras tecnologías siempre dentro de lo no contaminante y sustentable), compartido y autónomo, como dice hace ya años Tony Seba desde el think tank RethinkX. Pero para que esto suceda y genere un cambio drástico en los indicadores de siniestralidad vial por país, y luego global, faltan aún años (el ciclo de vida del parque automotor puede ser de más de 20 años). Mientras tanto, podemos trabajar sobre ese 90% de los siniestros viales que son por factores humanos, y que una compañía como Tesla haya puesto foco en mejorar la conducción humana tal y como hacemos en Woocar, nos llena de esperanza de que vamos a poder reducir las muertes en las calles y rutas del mundo, sustancialmente, antes de la llegada de los vehículos autónomos nivel 5 según el standard de la SAE

Comunidad Tesla en Twitter
Comunidad Tesla en Twitter y otras redes compartiendo tips para sacar los mejores puntajes

Bienvenido Tesla al mundo del Drive Safety Challenge y esperamos que muchos Tesla drivers en Panamá se sumen a nuestro Panamá Safe Driving Challenge a través de Top Assist 24 y todos los sponsors que nos permiten premiar a aquellas personas que se esfuerzan por manejar de forma colaborativa con su entorno.

En el mundo de las flotas de Transporte y de flotas de Vehículos Corporativos vemos que cada vez más las empresas que utilizan nuestro servicio de telemática mobile y driver coaching suman premios y beneficios para sus equipos, porque está claro que una flota segura y sustentable se hace de a un driver a la vez, entonces premiar el mérito y el esfuerzo hace total sentido de Responsabilidad Social Empresaria y a su vez de Retorno Económico de la Inversión (ROI), y en el bienestar del equipo de trabajo.

Nuestras emociones y nuestra forma de manejar

¿Sabías que tus emociones afectan directamente la manera en la que conducís? Conoce algunas técnicas para evitar distracciones en calles y rutas.

CUANDO LAS EMOCIONES INTERFIEREN CON LA MANERA DE CONDUCIR

¿Sabías que las emociones afectan directamente la manera en la que conducimos? En Woocar estudiamos cómo las emociones afectan nuestra toma de decisiones, la capacidad para detectar los riesgos en la ruta y de razonar apropiadamente lo que está sucediendo a nuestro alrededor mientras manejamos. Las emociones tienen efectos mentales como las que mencionamos en el artículo anterior que interfieren con la toma de decisiones y las maneras de responder al volante, como así también tienen efectos físicos, como la aceleración de los latidos del corazón, sudor y sensación de falta de aire entre otras.  En todo momento en nuestra vida cotidiana podemos estar recibiendo diferentes noticias o impulsos que definen nuestras emociones y con eso nuestra manera de enfocarnos en nuestro alrededor en ese momento.

Los teléfonos móviles no solo sirven para hacer llamadas sino que actualmente son una pequeña super-computadora en la cual podemos  realizar un sin número de cosas. Esto permite que las personas estén constantemente conectados con la sociedad y con sus trabajos, recibiendo noticias sobre estos a toda hora y en todo lugar. Dependiendo del tipo de conversación que se esté teniendo o de las noticias que se reciben a través del móvil, la persona puede tener diferentes reacciones emocionales que pueden afectar aun más su manera de conducir. Por ejemplo, al recibir un mensaje que contenga una crítica acerca de un trabajo realizado o, peor aún, recibir malas noticias por parte de un familiar o amigo. Aunque al contrario de lo comúnmente pensado no solo las emociones negativas afectan a la persona sino que las emociones positivas también tienen un efecto sobre nuestra psiquis y atención. Las reacciones emocionales debidas a un determinado suceso o estímulo interfieren directamente con los procesos cognitivos requeridos para realizar correctamente otras tareas, tal como manejar. A esto se le conoce como distracción emocional, este tipo de distracción es uno que afecta en gran manera al individuo en cualquier tarea que este pueda estar realizando ya que el sistema cognitivo se ve comprometido.  Es con este tipo de sucesos o unos similares a estos que vamos a ver como se desencadena un tipo de reacción en el sujeto que puede ser perjudicial en la carretera ya que como efecto la persona tiende a caer en una distracción de su tarea principal. Es de este tipo de situación donde salen muchos de los actuales problemas de accidentes en la carretera.

Con la distracción emocional la persona simplemente está más concentrado en la emoción que en su alrededor, aumentando la probabilidad de causar un accidente. En estas épocas de fiestas se pueden ver como salen a la luz diferentes emociones en las personas. Cada emoción puede tener una reacción diferente cuando estamos detrás del volante: estar irritado o iracundo es asociado con manejar agresivamente y acelerar, sentirse triste se relaciona con reacciones más lentas, sentirse estresado se ve relacionado con manejar agresivamente y distraido.

La administración Nacional de seguridad del tráfico en la autopista en EEUU realizó un estudio sobre la agresividad de los conductores en la carretera donde salieron a relucir los resultados exponiendo que un tercio de todos los accidentes son ocasionados por la agresividad y dos tercios de estos son accidentes fatales.

El que la persona se concentre en manejar requiere que pueda comprometerse con la tarea, cognitivamente (con los pensamientos), visualmente (con los ojos) y manualmente (con las manos). Cada uno con una función específica y necesaria para un buen desempeño al volante. En los últimos años ha surgido una polémica sobre los dispositivos para el uso libre de manos del teléfono celular, la gran mayoría de las personas entiende que es mas seguro. En realidad estudios han comprobado que utilizar el celular en manos libres aminora  el riesgo de accidente, en comparación con usarlo sin manos libres, sin embargo no es del todo seguro, ya que aunque no está usando sus manos la persona sigue comprometiendo su atención y está expuesta a recibir estímulos que afecten fuertemente sus emociones al manejar. Mientras que en comparación a tener una conversación telefónica,  tener un pasajero en el auto puede estar menos propenso a un accidente. Ya que la persona está consciente de los alrededores al igual que el conductor y este puede evitar temas sensitivos o parar la conversación para que el conductor pueda dedicarle toda su atención a las vías en situaciones de tránsito complicadas o que lo ameriten.

Es importante recalcar que mientras mantenemos una conversación en manos libres y simultáneamente manejamos, nuestro interlocutor puede no estar enterado de nuestra situación de estar conduciendo un vehículo. De esta manera nuestro interlocutor espera unos tiempos de respuesta y rapidez mental que no es la que podemos rendir si estamos conduciendo al mismo tiempo. Y esto va más allá de las emociones provocadas por el mensaje que recibimos, y ¡es en cambio la necesidad de comunicar un mensaje claro y veloz la que genera un cambio en nuestras emociones y capacidades cognitivas! ¿Qué problema, no? ¿Atendemos correctamente la llamada telefónica con el manos libres, o ponemos nuestra atención a los múltiples estímulos que nos envía el resto de los autos y la propia ruta que transitamos al conducir? Estas fueron algunas de las interrogantes que nos planteó el especialistas José Nesis, quien trabaja fuertemente en estos aspectos. Pueden ver más de José en esta imperdible charla TEDx.

Al manejar un vehículos podemos usar distintas técnicas para evitar distracciones y que tus emociones no controlen la manera en la que conducimos: Planificar el camino con antelación, de esta manera tendrás tiempo de poder verificar los reportes de tránsito y buscar rutas alternativas de ser necesario. Bajar el volumen de la música en situaciones que requieran mayor concentración;  de esta manera te puedes concentrar más en el camino. Manten los buenos modales mientras conduzcas, esto podría ayudar a evitar o generar un accidente. Recuerda que la actitud de las otras personas en la carretera no necesariamente es relacionada contigo, no tomes las cosas personal. Y, lo más importante, no dejes que te lleguen estímulos exteriores que puedan afectar fuertemente tus emociones: ¡No atiendas el celular! #liberenalcelu #conductorresponsable #elcelupuedeesperar

Gracias a Lic. Carmen Contreras de la Universidad de Puerto Rico por la investigación y al Dr. José Nesis por la supervisión y contribuciones.

Woocar es un sistema de telemática para aumentar la seguridad en la conducción de vehículos, reducir los costos operativos y consumo de combustible. Todo esto, promoviendo los buenos hábitos de conducción, de manera activa.

El cerebro, la atención, el teléfono y manejar.

Constantemente recibimos estímulos, el sistema cognitivo se encarga de filtrarlos para que podamos centrar nuestra atención en conducir. Conocé como trabaja tu cerebro mientras manejas.

Nos encontramos en el año 2021: época donde gran parte de la población posee un auto. Manejar se ha convertido en parte de la rutina, consumiendo a diario gran parte de nuestro tiempo. El auto simplemente es indispensable, tanto así que lo tratamos como un integrante más de la familia. Es asombroso el protagonismo que ha tomado el auto en nuestras vidas.  Alguna vez te has preguntado: “¿qué ocurre en nuestro cerebro al momento de conducir?”, “¿cuánto de nuestra capacidad mental se utiliza para procesar toda esa información?” Cada parte del cerebro ejerce una función diferente y, al momento de conducir, unas partes se utilizan más que otras. Para entenderlo mejor, comenzaremos repasando brevemente cómo funciona el cerebro.

El cerebro se compone de cuatro lóbulos principales: el occipital, parietal, temporal y frontal, cada uno ejerce tareas específicas para el funcionamiento adecuado del ser humano. El lóbulo occipital, localizado en la corteza visual, se ocupa mayormente de todo lo relacionado con el sentido de la visión. El lóbulo parietal, una de las zonas de mayor asociación del cerebro, está encargado de procesar y combinar toda la información sensorial que llega de varias partes del cuerpo, como resultado emite un mensaje completo. El tercer lóbulo, el temporal, se encarga de la memoria de la persona. El cuarto y último lóbulo, el lóbulo frontal, es el más grande del cerebro humano. Se ocupa de la planificación, organización, producción del lenguaje, emociones, control de conductas y cognición social. Factores tan importantes para el manejo como el sentido de dirección del conductor, la capacidad de trazar rutas y la toma de decisiones satisfactorias están determinados por la función óptima de este lóbulo.

Como podemos ver, la unión de todos estos factores permite el funcionamiento adecuado del cerebro. Cuando nos involucramos en varias actividades a la vez los lóbulos se disputan la atención principal del cerebro. El cerebro realiza una selección de una actividad primaria en donde se va a enfocar gran parte de la atención utilizando más unos lóbulos que otros. De esta manera, ciertas actividades quedan en primer plano y otras, que se realizan al mismo tiempo, quedan relegadas a una posición secundaria; a un segundo plano. Un estudio realizado en la Universidad de Carnegie Mellon, muestra cómo la actividad cerebral del lóbulo occipital (encargado de la visión) y el lóbulo parietal (responsable de recibir los estímulos sensoriales) disminuyen hasta un 37% cuando mantenemos una conversación por teléfono móvil. Incluso, el cerebro puede sufrir ceguera por desatención, impidiéndole reaccionar adecuadamente a estímulos exteriores como los de la ruta, peatones y ciclistas. En los últimos años hemos visto un aumento drástico en accidentes de tránsito; el uso del teléfono móvil acaparando el 40% de éstos.

El mundo está constantemente enviándonos estímulos, el sistema cognitivo en el cerebro se encarga de filtrar estos estímulos para que podamos centrar nuestra atención en las actividades más importantes al momento de conducir. Además de atención cerebral, manejar requiere de acción moral. Nuestra responsabilidad como ciudadanos es hacer que una ruta sea más segura, dedicándole toda nuestra atención al volante, esforzándonos por disminuir las probabilidades de accidentes.

Al conducir, utilizamos principalmente tres tipos de atención: 1) atención selectiva, cuando el sujeto decide concentrarse en ciertos aspectos solamente; 2) atención sostenida, cuando el sujeto mantiene su atención por largos períodos de tiempo en un aspecto específico; 3) atención dividida, cuando el sujeto presta atención a diferentes estímulos a la vez. Manejar un automóvil requiere que nuestra atención se divida para poder realizar tareas como, por ejemplo: estar atento al camino, tener en cuenta la velocidad del auto, estar pendiente a otros autos en las vías, tomar rápidamente decisiones, entre otras.

Llevar a cabo todas estas actividades simultáneamente no es tarea fácil. Si a esto le sumamos el uso del teléfono móvil, escuchar la radio, o cualquier otra distracción, el cerebro va a querer delegar protagonismo a unos estímulos, poniendo en automático a otros. Como te imaginarás, la tarea más afectada es la conducción, y el resultado está a la vista: En el año 2016 se produjo un récord de accidentes fatales en EEUU pese a que los vehículos tienen cada vez más asistencias autónomas.

¿Te pareció interesante? Déjanos saber tu opinión y dinos sobre qué temas relacionados con la conducción te gustaría leer! No te pierdas el próximo blog sobre CÓMO LAS EMOCIONES AFECTAN LA MANERA EN QUE CONDUCIMOS.

Contacto: Carmen MC Rullán. e-mail: [email protected]  

Ilustraciones y edición: Ana Beatriz Gonzalez. e-mail: [email protected] 

Bibliografía:

http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S000145751400178X

https://www.duo.uio.no/bitstream/handle/10852/39006/Personality-and-Driving-Behavior.pdf?sequence=1

http://casr.adelaide.edu.au/rsr/RSR2008/NajeebM.pdf

http://www.recercat.cat/bitstream/handle/2072/3846/Tesina_SLarrea_05.pdf?sequence=1

http://www.um.es/docencia/agustinr/pca/textos/cogniconduc.pdf

http://apps.who.int/iris/bitstream/10665/85873/1/9789243500898_spa.pdF

http://www.um.es/analesps/v13/v13_1/06-13-1.pdf

http://www.manneliasinjurylaw.com/distracted-driving/

https://www.cognifit.com/es/cognicion

https://www.cdc.gov/spanish/Datos/ConductoresDistraidos/

http://repository.cmu.edu/cgi/viewcontent.cgi?article=1230&context=psychology

http://www.dmv.org/how-to-guides/driving-and-emotions.php

http://medina-psicologia.ugr.es/cienciacognitiva/?p=889

http://www.um.es/docencia/agustinr/pca/textos/cogni2.pdf

https://www.researchgate.net/publication/223867765_Selective_looking_Attending_to_visually_specified_events_1

Conducción Eficiente

La Contaminación Ambiental constituye una de las principales externalidades negativas en el Sector del Transporte. Conoce iniciativas públicas y privadas para una conducción con conciencia ecológica e innovación.

Es un trabajo conjunto.

La Contaminación Ambiental constituye una de las principales externalidades negativas en el Sector del Transporte. El aumento sostenido de la cantidad de vehículos privados, la distribución modal del sistema (con una disminución secular de la participación del transporte público), así como la congestión y los flujos ineficientes de transito; conllevan a un aumento preocupante en las emisiones de Gases Contaminantes. Este hecho, nocivo para la salud, genera a su vez importantes costos económicos. Para los países de la OCDE el costo asciende a más de dos puntos del PBI. Siendo el combustible uno de los principales insumos del Transporte, una utilización más eficiente del mismo permite mejoras tanto económicas como ambientales. Las iniciativas públicas y privadas para la reducción de la polución en el transporte permiten obtener grandes beneficios.

Estas iniciativas suponen desafíos tanto a nivel del Sector en su conjunto, así como particularizadas para Actores y Medio de Transporte. Desde el Sector Público, una mejora en la calidad y eficiencia del Transporte Público (ejemplo: metro-bus), la incorporación del paradigma de la Movilidad Sustentable (por ejemplo mediante las ciclo vías), una mejora en el Sistema de Transporte de Carga (altamente dependiente del transporte terrestre y con poca participación del transporte ferroviario y fluvial) constituyen medidas ineludibles. Para el Sector Privado, por el lado de los Usuarios, resulta útil modificar y actualizar los hábitos de conducción a las posibilidades que brindan las nuevas tecnologías. Respecto a la fabricación de vehículos, una mayor inversión en I+D supuso permite mejoras en el rendimiento de los motores y en el diseño de las unidades, reduciendo consumos y niveles de emisión.

El paradigma de Conducción Eco-Eficientes refiere a un conjunto de acciones públicas y privadas destinadas a mejorar los hábitos de manejo, adaptándolos a las nuevas tecnologías e incorporando una conciencia ecológica. Estas iniciativas, complementarias a las enumeradas anteriormente son de bajo costo y con alto potencial de efectividad en el corto plazo. Requieren principalmente de instancias de formación y control de consumo en las distintas modalidades de transporte.

El paradigma de Conducción Eco-Eficientes refiere a un conjunto de acciones públicas y privadas destinadas a mejorar los hábitos de manejo, adaptándolos a las nuevas tecnologías e incorporando una conciencia ecológica.